INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES SALUD DE LOS DOCENTES
LEVES Y FRECUENTES
DE PIEL
RESPIRATORIAS
ERUPTIVAS
MENINGITIS
HEPATITIS
· Hepatitis A
· Hepatitis B
· Hepatitis C
DEL TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
ZOONOSIS E INFECCIONES POR INSECTOS
SUH
CMV CONGÉNITO
> PEDIATRAS > INFECCIONES > HEPATITIS
> Hepatitis C

GENERALIDADES

El virus de la hepatitis C (VHC) se identificó en 1989.

La infección afecta a cerca del 3% de la población mundial y es una de las causas más frecuentes de hepatitis crónica y de trasplante hepático en adultos. La prevalencia de esta infección varía entre las diferentes poblaciones, de acuerdo con los factores de riesgo asociados. 

Los niños adquieren la infección fundamentalmente durante la etapa perinatal. 

Si bien la enfermedad progresa muy lentamente, es importante un control y un seguimiento médico estricto. 

SÍNTOMAS 

Produce los mismos signos y síntomas que las hepatitis A o B.  

La infección aguda tiende a ser leve y tener un comienzo insidioso. La mayoría de las infecciones son asintomáticas. Menos del 20% de los pacientes presenta ictericia.

La infección persistente ocurre en el 50%-60% de los niños infectados, aun cuando no hay evidencia de inflamación hepática. La mayoría de los niños con infección crónica son asintomáticos.  Existe una cantidad limitada de información que indica que la hepatitis crónica y la cirrosis son menos frecuentes en los niños.

PERÍODOS DE INCUBACIÓN Y CONTAGIO, TIEMPO DE EXCLUSIÓN 

El período de incubación promedio es de entre seis y siete semanas, con un rango de dos semanas a seis meses. Luego de la exposición, la viremia aparece en una o dos semanas. 

El período de contagio depende del tiempo en el que el VHC permanece viable en la sangre.

Los niños con infección por VHC no deberían ser excluidos del jardín o la escuela.

El riesgo de transmisión del VHC en el ámbito del jardín o la escuela es prácticamente desconocido. Luego de la exposición a sangre infectada a través de las membranas mucosas (ojos, nariz o boca) o de piel no indemne representa un riesgo intermedio entre el del VIH y el del VHB. 

DISEMINACIÓN Y MEDIDAS DE CONTROL 

  • La infección se disemina primariamente por contacto con sangre infectada
  • La adquisición de la infección por vía transfusional disminuyó y es hoy casi nula. Esto se debe a la incorporación de métodos de screening y a la exclusión de donantes con factores de riesgo. 
  • Compartir jeringas (por ejemplo, en el caso de las personas adictas a drogas endovenosas) y tener contactos sexuales de riesgo también representan vías de contagio. 
  • La transmisión entre familiares es poco común, pero podría ocurrir a través de la exposición  percutánea o de mucosas a la sangre. La mayoría de los niños y adolescentes infectados no tiene fuente de infección identificable. 
  • Entre el 5% y 6% de los casos se debe a una transmisión perinatal. Se trata de mujeres con carga viral detectable al momento del parto. La coinfección con VIH aumenta el riesgo de transmisión del VHC. 
En el caso de los niños infectados por el VHC, la exclusión al jardín o la escuela no representa una medida de control. 

Todos los niños con infección por VHC deben ser inmunizados contra las hepatitis A y B. 

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento es inhibir la replicación viral, erradicar la infección y mejorar el su curso natural. 

La administración de interferón alfa-2b junto con ribavirina  en niños de entre tres y siete años es una alternativa.

PREVENCIÓN

  • No se recomienda el uso de gammaglobulina como profilaxis postexposición.
  • No se dispone de vacunas.
  • No se documentó la transmisión a través de la leche materna. Por lo tanto, la lactancia no está contraindicada en madres infectadas por el VHC.

PARA RECORDAR

  • Los niños adquieren la infección fundamentalmente durante la etapa perinatal.

  • Si bien la enfermedad progresa muy lentamente, es importante un control y un seguimiento médico estricto.

  • Existen alternativas para el tratamiento, como interferón y rivabirina.

  • El desarrollo de una vacuna no es aún inminente, pero los avances en la virología molecular son fundamentales para su desarrollo.




www.crecersanos.com.ar