INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
SALUD DE LOS DOCENTES PROGRAMAS EDUCATIVOS LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES
VACUNAS
LAVADO DE MANOS
HIGIENE Y SEGURIDAD DE LOS ALIMENTOS
DESINFECCIÓN EN LA ESCUELA
MANEJO DE INFECCIONES EN ESTABLECIMIENTOS
· Conceptos básicos de transmisión de infecciones
· Manejo de brotes de Haemophilus influenzae b
· Manejo de brotes de hepatitis A
· Manejo de brotes de meningococo
· Manejo de brotes de sarampión
· Manejo de brotes de tuberculosis
· Manejo de brotes de varicela
· Manejo de pañales en jardines maternales
> PADRES > PREVENCION >
> Manejo de brotes de Haemophilus influenzae b

DEFINICIÓN DE CASO

Haemophilus influenzae tipo b (Hib) causa neumonía, bacteriemia, meningitis, epiglotitis, artritis séptica, celulitis, otitis media y pericarditis purulenta, entre otras infecciones.
Solo el médico tratante puede definir un caso de enfermedad invasiva por la bacteria Haemophilus influenzae tipo b.

MEDIDAS A TOMAR ANTE UN CASO SOSPECHOSO

Acciones en la institución
  • No se debe indicar el cierre de la institución.
  • Las medidas de desinfección ambientales no son efectivas para el manejo de esta infección, ya que el reservorio es la nasofaringe del ser humano. Sin embargo, la higiene adecuada de manos y la limpieza de superficies contaminadas con secreciones de los niños disminuyen el riesgo de transmisión.
  • Se recomienda asesorar y dar charlas informativas a los padres y al personal del establecimiento sobre esta infección, ya que habitualmente genera una situación de gran ansiedad. Idealmente se debería solicitar el apoyo de un infectólogo pediatra.
Manejo de contactos

Los contactos familiares menores de cuatro años, en especial los menores de dos años, tienen altas probabilidades de sufrir la enfermedad invasiva. Muchos de ellos portan la bacteria sin manifestar síntomas. 

El riesgo de casos por contagio en guarderías y jardines es menor que entre los contactos familiares, y la probabilidad de adquirir la enfermedad es rara cuando todos los niños son mayores de dos años.

Se seguirán las indicaciones del especialista para el tratamiento antibiótico preventivo.
  • En el grupo familiar: se administrará el antibiótico a todos los integrantes si entre ellos hay un menor de cuatro años (48 meses) no vacunado o con esquema incompleto de vacunación contra Haemophilus, o si alguno padece trastornos de las defensas (aunque haya recibido todas las vacunas).
  • En los jardines: independientemente de la edad, se indicará el antibiótico cuando se presenten dos o más casos en un plazo de 60 días. Además, se debe completar el esquema de vacunación de los niños.