INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
SALUD DE LOS DOCENTES PROGRAMAS EDUCATIVOS LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES
PIEL Y CUERO CABELLUDO
BOCA Y DIENTES
· Caries
· Muguet
OJOS
OÍDOS
CEREBRO
SISTEMA DIGESTIVO
SISTEMA RESPIRATORIO
TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
> DOCENTES > INFECCIONES > BOCA Y DIENTES
> Caries

¿QUÉ ES?

Es la infección más frecuente en el ser humano y ocurre cuando la acción de las bacterias propias de la boca daña el diente.

  • La presencia de azúcar luego de consumir alimentos y bebidas dulces favorece el proceso.
  • Tras el consumo de sustancias dulces, la acidez de la boca puede demorar hasta 40 minutos en retornar a la normalidad.
  • En los niños pequeños, las caries pueden dañar los dientes definitivos y la nutrición.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Al inicio, el diente cambia de color: se vuelve amarronado y luego negro.

Si el proceso no se detiene, puede carcomer el diente, que al igual que la encía, se vuelve doloroso.

Cuando no se la trata, la caries puede evolucionar y, en casos más graves, llegar a comprometer el hueso maxilar.

Las caries pueden originar infecciones graves en las personas que tienen problemas de salud de base, como enfermedades complejas del corazón o trastornos de las defensas.

¿CÓMO SE CONTAGIAN?

Las caries se transmiten al compartir objetos que, como parte de actos rutinarios, tienen contacto con la boca. Por eso, se recomienda:

  • No beber del mismo vaso.
  • No “limpiar” el chupete con la boca antes de dárselo al bebé.
  • No probar alimentos con el mismo cubierto que se usa para alimentar al niño.
  • No compartir cepillos de dientes.

¿LOS CHICOS CON CARIES PUEDEN ASISTIR A CLASES?

Sí, no se los debe excluir del jardín o de la escuela.

¿CÓMO PUEDEN PREVENIRSE?

En cuanto a la alimentación, se recomienda:

  • Reducir el consumo de alimentos y bebidas que contienen azúcar.
  • Evitar que el niño se duerma mientras toma la mamadera con leche.

En cuanto a la higiene bucal, se recomienda:

  • Enseñar a los chicos a cepillarse los dientes al menos dos veces por día: después de desayunar y antes de dormir.
  • Supervisar el lavado de dientes de los niños menores de seis años.
  • Limpiar dientes y encías luego de la ingesta de dulces. Reforzar el esmalte dental con flúor.
  • Limpiar con una gasa húmeda la boca, las encías y los labios y carrillos de los lactantes cuando hayan terminado de comer. No es necesario utilizar pasta dental.

Todo niño debe realizar un control odontológico en su primera infancia y luego repetirlo de manera regular durante toda la vida.

Los adultos que conviven con niños deben mantener buenas prácticas de salud odontológica, para evitar la diseminación de las bacterias que causan caries.

PARA RECORDAR

  • Las caries que los niños adquieren cuando son pequeños pueden alterar los dientes definitivos.
  • Es conveniente reducir la cantidad de alimentos y bebidas dulces que consumen.
  • Los adultos que conviven con niños deben mantener buenas prácticas de salud odontológica.